Quince años no son nada y los son todo

Hoy mi hijo cumple 15 años, yo me fui de mi casa con diecisiete. Eran otros tiempos. Hace ya tanto que no sé nada de él que se diría que es un tiempo inmenso, al menos para mí. Me pregunto si es un castigo. Me rindo a la evidencia, debe serlo, la condena… por dejar libertad a los demás, a su madre, ciertamente, que es quien lo alejó de mi lado.

Llantos los justos. Quejas las mínimas. Lamentos, todos.
Todos somos seres morales con conciencia. ¿Fue culpa mía? Sí. La culpa de no negarme a mí mismo que las cosas nunca son como uno quiere y que los demás siempre hicieron conmigo cuanto les vino en gana. Pero con la culpa no se come, como siempre dijo mi santa madre.

Sólo soy uno más, un padre sin hijo por la voluntad de la inmisericordia. Yo nunca lo hubiera permitido de ser yo el otro, la otra en este caso. Pero la otra es hoy ley. Ley que no discuto, pues depende de la voluntad de mi hijo verme. Sé que algunos pensarán que algo habré hecho para que mi hijo no me quiera ver. Tal vez, tal vez el amor es la causa. El amor de verdad, no el puro capricho. El amor de la obligación de ir al colegio, ¿ cosa nimia?…cosa que a su madre le es ajena y ya son cinco años sin que el niño esté escolarizado. En nombre de un…enfermo imaginario y un apelativo de madre por definir…

Pero es culpa mía ¿verdad?…Sí, es mi culpa desear para mi hijo el universo y su misterio, desearle un mundo más rico, más pleno, más intrincado…como lo es el Cosmos en su llana inmensidad… de saber, no de videojuegos…solamente. Soy culpable, de haber querido lo mejor para mi hijo. Lo demás, excusas de sirena enajenada y lo está en sentido literal, a las pruebas me remito.

Hijo mío: Cuando despiertes, será tarde, para ti, no lo olvides. Tu madre ya ha vivido su vida, la tuya está por nacer…todavía. Como la mía muere sin ti un poco cada día.

Saludos, anónimo Lector.

Coda:https://www.youtube.com/watch?v=uzHMuKhR85M

Anuncios

Una respuesta a “Quince años no son nada y los son todo

  1. Poco más que decir, querido Orsini… al menos tienes el diminuto consuelo de saber que algunos pensamos como tú y vemos el mundo desde un prisma parecido, el de que el amor es más interés por el otro, que complacencia. Llora tanto como desees su lejanía, pero piensa que tú siempre has tenido y siempre tendrás, una luz en tu ventana para cuando le haga falta, para mí, una de las más grandes muestras de amor y generosidad que se puedan hacer.
    Besucos y abrazos; muy grandes, como siempre.

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s