Sed Alma mía

Hermosa calamidad

Hermosa calamidad

Sed Alma mía hermosa calamidad
y magra la carne que mi osamenta
cubre el mondo cráneo que detenta
la vaga Idea que fue tu vanidad,

no seas fatua queriendo ser mitad
de un ser decente, sabes que este ostenta
la más cruel certeza y ella me alimenta
de aire o hambre, e imposible dualidad,

me exiges, siendo, yo tan poca cosa
donde a cavilarme el tiempo mueve:
si soy o existo en esta honda fosa,

pues sólo un nombre sobre esta fría losa
a ambos sepulte, tal vez, a tu breve
compañía, se unirá algún día una rosa.

J. F. Cuadrado Martín
Salamanca Abril 2008

Saludos, Anónimo Lector.

Coda:

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s