Pero no todo es Luz

ExLibris

Yo, que de puro esperpento voy camino de Colono, como me gusta decir no sin cierta ironía, pues nadie me acompaña, me despeño por las laderas erosionadas que encajonan una solitaria senda y de las que ya no intento escapar en un burdo escalar exiguo, y de ahí que siga dando tumbos de un lado a otro de este cañón improvisado, por el que persigo mis huellas, pues no es la primera vez que transito este pasaje, que recuerdo como parte de una vaga como recurrente estación penitenciaria, de las que uno se impone, como remedo, o castigo, al saberse de nuevo en la encrucijada que sólo posee una única dirección. Curiosa manera tiene la vida de indicarme, no ya la flecha del tiempo, sino el arcabuzazo que ha de lanzarme de sopetón, a poco que me descuide, al siguiente jalón en el camino, y sobre él, una palabra escrita que no seré capaz de descifrar, pues dado mi carácter no estoy dotado para las adivinanzas.

Me hallo, salvando las distancias de los versos y los siglos como aquel héroe que bajó a los infiernos, sin más valor que la intención del mito, buscando, me encuentro, persigo las marcas por donde transitó mi hijo, único ser que ahora me embarga con su destino prematuramente aciago, por fuerzas ajenas al mismo y en manos de una deidad venida a tan a menos que no la reconocen quienes un día compartieron con ella alabanzas de mediocridad deliciosa, como suele ser la hipocresía de quienes habitaron los etéreos festines a los que tan aficionados eran aquellos, sus compañeros de otros días celestes y hoy son parte del atrezo de su fatal arrogancia.

Mi hijo va por delante sin rumbo ni acomodo, laborando en juegos de fútil materia, no es una culpa propia, adherida como una costra por voluntad de quien se cree más grande que su misma carne, se ha adueñado por completo de su esencia, arrojando mi heredad al tártaro de la locura pues se jacta de poseer la verdad, ella, La Sirena, en medio de los hoscos riscos que no la soportan, intenta borrar los atajos, por los que ha conducido a mi hijo, nuestro hijo, mal que le pese, sus pasos son, sin embargo, lucecillas que como astros de débil apariencia, esconden el fulgor de galaxias enteras en ésta mi busca, sólo cabe comprender que la distancia no es más que una forma de tiempo, juego fatal del que ni siquiera ella puede burlarse.

Ella construye laberintos lejos del mar, y quiere encerrar en él mismo su vergüenza, allí donde yo no pueda encontrar a nuestro fruto, pero no hay cenotafio fingido de cristal y oropeles de falsa bondad que alcancen con sus maravillas de quincalla ebria de relumbrones y astutas falacias, velarme a mi vista el amor que no puedo evitar, que no sé esquivar y que no consigo encerrar en ninguna caja, torre ni velero sin rumbo; no, no cejaré, pero el Tritón seducido va de campaña con su madre, a los lugares donde creen ambos que yo no merezco ver, !Ay!, si fuera tan sencillo.

Bien sé, por razones que la vida se ha encargado en demostrarme en procederes de burlonas semejanzas que nadie puede escapar, ni los dioses, ni los hombres, huir de sí mismos, ni los odios impenetrables ni las pasiones afectadas duran eternamente, de ahí que sigamos siendo una especia tenaz, terca y pueril, somos todos hijos de nuestros actos, y por ello, antes o después, expiaremos íntegros por ellos. Si alguna vez escucháis de alguien que no lo hizo, esperad sin prisas, sólo una mirada veraz puede sondear el corazón, esa entraña que custodia como le sucedería a Pandora, la posibilidad de salvarnos y sin embargo, su humana esencia, nos condenó a todos por igual a seguir intentando encerrar de nuevo, la maldición que nos persigue. Necios de nosotros, en los cuentos hallamos una luz de la bujía que nos ciega, de saber mirarla sin excusas.

Pero no todo es Luz.

Saludos, anónimo Lector.

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s