Sopa de navidad para momentos de crisis

Sopa de navidad para momentos de crisis.

100 gramos de gambas medianas y baratas. Congeladas o no, dependerán del presupuesto.
Una lata de mejillones al natural.
Una lata de berberechos la natural.
Una lata de almejas o similar molusco bivalvo, va en gustos y presupuesto.
Dos rodajas de merluza congelada, a ser posible de la parte central, el lomo más ancho, por razones obvias.
Un calamar mediano congelado, u una jibia, modesta pero jugosa y pequeña, da más sabor pero puede ofuscarlo todo.
50 +/– gramos de fideos chinos del «Mercaseñora», suelen tenerlos, en caso de no encontrarlos sustituir por dos troncos de falso «surimi» de cangrejo, los palitos de toda la vida.
Un puñado de aceitunas sin hueso.
Una cebolla pequeña
Un poco de perejil o cilantro, dos ramilletes de pitiminí, no más.
Una copa de cava.

Preparación:

Descongelamos todo lo “descongelable” en la nevera la noche antes de la faena. Por separado y en respectivos “tupperware” de los chinos «obviously» …
.
Lo primero y más engorroso: Pelar las gambas.

Separamos cabeza y restos de colas. Y reservamos las gambas ya peladas.

Hervimos las rodajas de Merluza unos minutos, pocos, sólo hasta que podamos separar los «lomos» fácilmente. Guardamos el caldo colado.

Cortamos el calamar, primero en rodajas y después en cuadraditos, los pasos son evidentes por «ergonomía» del corte y porque siempre lo he hecho así. Reservamos. Lo sé, reservar no es más que guardar de nuevo, pero los recetarios son así de redichos.

Salteamos los exoesqueletos de las gambas en una sartén en unas gotas de aceite, con la cebolla picada a su mínima expresión, hasta que suelten el aroma de las gambas a la plancha… y la cebolla tome color, al fin y al cabo el marisco es un sabor de corazas evolutivas…y añadimos la copa de cava que nos regalaron el año anterior… reducir. Añadimos el caldo colado de la merluza y hervimos tres minutos.

Trituramos con buena batidora…

Y Colamos con el chino, ese cono agujereado (que también sirve para evitar ser abducidos por aliens…), como decía, lo añadimos en la cazuela donde acabaremos nuestra sopa.
Ponemos música, Barroca, a ser posible, Bach nunca defrauda, no ayuda pero acompaña.

Abrimos todas las latas y colamos los caldos de las mismas, las añadimos a la cazuela. Que estará ya en un fuego mínimo.

En un bol con la suave mano (de una princesa de las que se les escapan los suspiros de fresa…) es decir con mimo, colocamos los mejillones, las almejas, los berberechos, los lomos de la merluza debidamente separados, pero no desmenuzados como migas, las gambas peladas, las aceitunas cortadas en pequeñísimas miniaturas, los cuadrados de calamar… y de tener algo marino y comestible, también será bien venido…

En una cazuela cocemos los fideos chinos. Se enrollan en film transparente, y se le practican unos pinchazos con un palo de brocheta para que el agua los cueza…debidamente.

Se sacan con pinzas y se desenrollan en una bandeja, con el mismo palo de brocheta se enrollan formando unos nidos visualmente apetecibles.

(Si no se tiene los fideos servirán los palitos de falso Surimi, cortados en fideos igualmente, pero estos son más difíciles de montarse en nido, con servirlos en forma vagamente espiral dependería de la pericia de uno igualmente).

En la cazuela acabamos de dar sabor, añadiendo el resto de los los ingredientes del bol anterior, a fuego bajo, con un par de minutos servirá. “Dos minutos” o hasta que todo esté “cocido” pero no arrebatado de languidez…, deben tener un punto al dente los tropezones, son más sabroso, créanme. Rectificamos de sal. Siempre.

Montaje:

Tomamos dos platos anchos… muy anchos y profundos, sirven cuencos, pero deben ser amplios…

Servimos el caldo y los tropezones con gusto y equidad… que es la mejor de las caridades en cocina

En el centro colocamos los nidos de fideos orientales traslúcidos y cortamos el perejil en diminutas filigranas que colocaremos en rededor del citado nido.

Podemos usar la parte roja del Surimi para dar color al nido…opcional…

Servir inmediatamente y a disfrutar.

Sólo nos queda fregar todo, pero eso ya es decisión de la suerte, que va por sexos y barrios.

Saludos, anónimo Lector.

Anuncios

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s