Exilio

Dolo

Parto pues a tierras lejanas con más vacíos que cosas, muerto ya el recuerdo, agotado en el fracaso y rota por siempre la silueta por la que me reconocía, tan sólo me queda huir de ella, aquella vida que nunca se sonrojaba, por carecer de piedad, y hoy de decencia…enormes lagos anegados de sal han encharcado mi hogar hasta ayer, hoy nada me ha de parar hasta llegar al otro lado y empapado hasta los huesos de su maldad iré en busca de las noches a solas, en el frío silencio del muerto coral que tiene por corazón.

Todo es una cuestión de números, al fin.
Ser uno, y nada más, será, a partir de ahora, mi labor sincera,

Saludos, anónimo lector.

Anuncios

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s