Algo matamos cuando juzgamos: El perdón.

¿Perdón?

¿Perdón?

Algo matamos cuando juzgamos: El perdón.

Si al levantar una mañana, con esfuerzo
se enajena la cadena sucesiva de las mismas
verás volar a los pájaros, como antaño,
sabrás por fin, el esquerzo
que supone la vida, en sus cismas
de horizontes sin medida del daño
en su dilatada y fastidiosa servidumbre
del que se hunde, del que se eleva,
de quien se cree ya en la cumbre
y no ve jamás a quien se lleva
como el aire arrastra en la brisa
su misma alegría y su muerto lamento,
pues ambos son el mismo viento,
depende del día, hoy llanto, mañana risa.

JF Cuadrado M. Salamanca Abril, 2008
Saludos, Anónimo Lector.

Anuncios

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s