Robota

Maria-Sibila

Cuarto acto

ALQUIST:[ Jefe de talleres ] Ya os he dicho que tenéis que hallar seres humanos. Que tenéis que buscar en los polos y en la profundidad de los bosques. En las islas, en la selva y en las marismas. En las cuevas y en los montes. ¡Id y buscad! ¡Id y buscad!

RADIUS: [ un robot ] Hemos buscado por todas partes.

ALQUIST: Buscad más. Están ocultos…, han huido de vosotros. Se habrán escondido en alguna parte. Tenéis que encontrar seres humanos, ¿te enteras? Sólo los seres humanos pueden procrear…, reanudar la vida, multiplicarse. Restaurar. Hacer que todo sea como ha sido. Robots, os pido por todos los santos que los busquéis.

RADIUS: Todas nuestras expediciones están de vuelta. Han estado en todos los rincones de la tierra. No queda ni un solo hombre.

ALQUIST: Oh, oh, oh… ¿Por qué los habéis destruido?

RADIUS: Queríamos ser como los seres humanos. Queríamos convertirnos en seres humanos.

ALQUIST: ¿Por qué nos habéis asesinado?

RADIUS: Para ser como los hombres son necesarias las matanzas y la dominación. Lea historia, lea los libros de los humanos. Hay que dominar y asesinar para ser como los hombres. Somos poderosos, señor. Haz que nos multipliquemos y estableceremos un mundo nuevo. Un mundo sin defectos. Un mundo de igualdad. Canales de un polo al otro. Un nuevo Marte. Hemos leído libros. Hemos estudiado ciencias y artes. Los robots han alcanzado la cultura humana.

ALQUIST: Nada hay más lejano al hombre que su propia imagen. Oh, vete, vete. Si queréis vivir, procrear como los animales.

RADIUS: Los seres humanos no nos permitieron reproducirnos. Somos estériles…, no podemos tener hijos.

ALQUIST: Oh, oh, oh…, ¿qué habéis hecho? ¿Qué queréis de mí? ¿Queréis que me saque niños de la manga?

RADIUS: Enséñenos a hacer robots.

ALQUIST: Los robots no son la vida. Los robots son máquinas.

RADIUS: Éramos máquinas, señor. Pero el terror y el dolor nos han puesto alma. Hay algo que lucha con nosotros. Hay momentos en que algo entra en nosotros. Nos vienen pensamientos que no son nuestros. Sentimos lo que no sentíamos. Oímos voces. Enséñenos a tener hijos para que los podamos amar.

ALQUIST: Los robots no saben amar.

RADIUS: Amaríamos a nuestros hijos. Le hemos perdonado la vida a usted.

ALQUIST: Sí, monstruos, sí; me habéis perdonado la vida. Yo quería a unos hombres; a vosotros, a los robots, nunca os quise. ¿Ves estos ojos? No han cesado de llorar, lloran incluso cuando yo no me doy cuenta, lloran ellos solos.

RADIUS: Haga experimentos. Busque la receta de la vida.

__________________________________________________________

R. U. R. (Robots Universales Rossum) es una obra teatral de ciencia ficción. Escrita por el checo Karel Capek en 1920, se estrenó en Praga en 1921 en el Teatro Nacional de Praga y en Nueva York en 1922.Es conocida por contener la primera aparición del termino «robot». Dicha palabra había sido ideada por el hermano del autor, Josef Capek a partir de la palabra checa «robota» que significa «trabajo, sobre todo el de los siervos de la gleba». Este término vendría al sustituir a «automat», que Josef empleó en 1917 en el relato corto Opilec («El borracho»).

Saludos, Anónimo Lector

Anuncios

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s