El oído egoísta

PIA14101_ip

Después de darle muchas vueltas al asunto he llegado a la conclusión de que la Humanidad, cuando haya desaparecido, encontrará su redención en la música. Hemos llenado una parte, tal vez muy pequeña, del espacio profundo con ondas del espectro de todo tipo que serán nuestro legado. Y al final, de entre todas, la música será la más incomprensible de nuestras formas de sonar, y sin embargo el más bello legado del que decir que mereció la pena haber sido humano, pues ¿no es acaso más bello y sobre todo diferente el Universo con música?, y en medio de tanto ruido y tanta furia, del vacío aparente y del silencio inopinado, las notas encaramadas en el baile de las esferas, serán ya parte de lo inmaterial en medio del tiempo inmarcesible. Haciendo así de nosotros algo más que una promesa, será entonces que la música, más que las palabras, que no han servido para nada, cantará a quien venga que la más ingenua de las aspiraciones humanas no fue otra sino la vaga idea llenar el vasto éter con nuestro mejor anhelo. Pues la música es la manera más inalienable que tienen las matemáticas de hacerse presentes, y de haber más seres conscientes ahí fuera, o serán matemáticos o no serán.
Sordos puede, y esa será su condena, como lo es la nuestra, ser incapaces de escuchar lo mejor de nosotros mismos.

Saludos, anónimo Lector
Crédito imagen

Anuncios

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s