La Provincia

Vivir en los arrabales casi, del Imperio, concede a quien lo sufre de manera paciente, un cierto extrañamiento de lo que tanto persiguen en el centro medular que gobierna almas y cuerpos, desde el hoy hasta donde la voluntad les consienta.
El desconocimiento de las sinapsis que transfieren tanto importancia como estímulos a las extremidades permite volver sobre el pasado que las prisas por llegar al mañana impiden con su elegante desden.
Ese mirar al ayer de nuestros pasos y la búsqueda de señales para, sino comprender, al menos, no olvidar, es siempre tarea despreciada.

Saludos, Anónimo Lector.

Anuncios

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s