Libando Estrellas.

Desde tiempos inmemoriales, vive
una gris palabra dicha entre los mortales;
que las grandes riquezas se perderán, pero
no sin antes haber engendrado hijos;
y siempre en medio de la gran bienaventuranza,
nace una lágrima que no puede ser contenida
y un corazón que se destroza.

Esquilo. Agamenón. 750,
Saludos, anónimo Lector.

Anuncios

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s