Breve Historia de Un Libro. 3ª Parte.

“ahora, mi último dueño, más bien mi salvador, lo llamaría así, no me cabe más opción, me sostiene entre sus manos, y noto, que en verdad me quiere…”… “quiso su historia particular que fuera yo, uno de los poquísimos libros de los que por razones que él mismo no me dejaría contar, se quedarán atrás, medio escondido, y así salvarme de un porvenir, entonces desconocido por mí, y por el resto de mis otros colegas”… “éramos muchos, y a decir verdad en manos de un destino, que quien me sostiene, hoy en día, no pudo evitar”… “no teniendo alternativas ni más remedio que dejarnos partir, pero por ironías de los libros aquí sigo, qué yo sea, precisamente un libro que trata sobre el Creador de la Tragedia, cuando sucedió aquella monstruosa cosa que nos sobrevino un día del año 2000, …” “ya sospechábamos algo, no era la primera vez que nos embalaban, pero ninguno de mis compañeros de biblioteca podía imaginar, (y estoy tan convencido de ello, como que me llamo Esquilo), que cuando se vieron encerrados en cajas durante años, debieron pensar que nunca más verían la luz del Sol, ni unos ojos que por misericordia les echara un vistazo…” , “ ahora están, creo en tramites…mi dueño, les buscó por fin alojamiento, pero no pasa ni un solo día, pues esas cosas las nota quien ya ha sido más de una vez abierto por la misma persona, en que no afloren en él, los años en que rodeado de todos nosotros, tan diversos y dispares, en tamaños, materias, disciplinas… en fin, que versábamos sobre casi cualquier tipo de conocimiento, no regrese a su memoria eso que compartimos Libros y Humanos por igual: La nostalgia, ese dolor del regreso a la vida que a veces es ya imposible, retornar a ese punto, único por definido, según me contaron los del estante alejado y muy arriba, «Los de Ciencias», una vez, en el infinito devenir del mundo, en que poseedor, (no me convence ese término, es más sincero lector), y libros son una comunión perfecta”.
«La razón es sencilla. Los escasos grandes libros del mundo, los libros que, después de dos mil años, poseen aún la virtud de agitar nuestro pulso con su belleza y de brindarle inspiración a nuestro espíritu con la vitalidad de su pensamiento, tienen para la humanidad un valor especial, y no se debe permitir que mueran. Y sin embargo, morirán, si no son estudiados, amados e interpretados por una generación tras otra». 17 de Diciembre de 1939, Oxford.
“Lo que leen es mi segundo párrafo, de mis propias páginas. Si, es mi Página nueve, Titulada PREFACIO, lo ha transcrito en honor a mi autor, Gilbert Murray, y por mí, en el rescatado lugar, que ocupo en su corazón, bien lo sé, pues si los libros llorásemos, ¿quién dice que no sea posible?, tenga por cierto el lector, que derramo a modo de inciertas lágrimas, entrelineas, pues no quiero emborronarme, el humedal transpirado de mi lector, en forma tal, que la química moderna no podría explicar”.
“…Son muchas las alegrías que mi último sostén personal, como lo llamo para mis adentros, ha vivido, pero como no me dejaría que fuera yo quien los revelara, no es este el lugar más propicio para dejar constancia de ellos, ….” ,“pero no puedo dejar de pensar en la última de sus tragedias, no la más grande, pero al menos digna de tal nombre, en su último traslado, por razones económicas, como siempre en su desdichada mala suerte en lo que respecta a nosotros, los libros que le acompañamos durante catorce años, pero por aquel entonces apenas éramos dos mil quinientos, después de la gran purga, tener que desprenderse de su último bastión, Los Clásicos y El Arte, como nos llamaba, en su fuero interno, causaron en él, una de sus catástrofes anunciadas, pero no por ello menos dolorosa.”
“ Creo que sí ha leído en voz alta el segundo párrafo de mi PREFACIO, no es sólo por mí, es su comedida aportación al Canto eterno de uno de sus libros de cabecera, El Bibliofilón de Ricardo de Bury…”… “que Murray hable de Esquilo, se puede trasladar a cualquier otro libro, que comporta las apreciaciones de los originales del Trágico Griego, pues con los años entre unas y otras cosas algo he acabado aprendiendo sobre mí mismo, «y sin embargo morirán si no son…. », ¿Señor de los Cielos de la Sabiduría, como en ocasiones rezo, dejarás que esto ocurra, no a mí, si no a los que ya no se leen en las Universidades y son sólo conocidos por recensiones..de recensiones…?, esto último no es mío, pero se lo he escuchado tanto a mi dueño, que participo de su idea como si de mi propio destino, este ya sí el último, se viniera un día a presentarse ante mi ajada cubierta y me dijera « ven… no te cabe más a salida, no podrás evitarlo…»”
“ …no obstante, creo que debido al amor y apego obsesivo, que siente mi dueño por los Libros, un cierto rescoldo de confianza nos permitirá a quienes tengamos la suerte de estar aún con él, la esperanza vana de que aún somos en cierto grado, imprescindibles”… “…en las noches en que para dormir a su Hijo, desde donde me hallo, le escucho contar cuentos que no son más que versiones de la Mitología, de uno de mis compañeros más amables H. Rose, o ciertas Operas versionadas ad hoc para su Hijo de nueve años, sonrío, con una mezcla de frívola afectación, por estar todavía donde me encuentro, esta humilde casa y comprobar como su pequeño es capaz de adelantar a su padre en nombres y lugares, antes de que el progenitor las mencione, en verdad, tanto mi amo pues lo es, como la Madre del niño, Mujer excepcional por lo que también he podido escuchar de sus labios, así como el trato que le proporciona al pequeñuelo, a mi juicio, y lo creo imparcial, han hecho de él, alguien, que permítaseme el consuelo, me gustaría que un día dijera, este «Esquilo de Murray» fue de mi padre, que a su vez lo fue de…”… “ es el pequeño sueño que me permito, cuando aparento dormitar…”
Continuará….

Saludos, Inestimable y anónimo, Lector si ya se ha leído estas tres entradas.

Anuncios

2 Respuestas a “Breve Historia de Un Libro. 3ª Parte.

  1. Pingback: Breve Historia de Un Libro. 3ª Parte. | El Arte del Renacimiento Italiano | Civitas Aurienisis | Scoop.it

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s