El Fin Del Terror

Leo a cuatro columnas “El Fin del Terror”, titular de El País. Mi memoria, nada penetrante me traslada a otro “Terror”, y un nombre se deletrea en mi frente “Robespierre”. Quien una vez dijo “nadie quiere a los misioneros armados”. Desmintiéndose a si mismo durante su posterior conducta y la Dictadura Jacobina y todo ello en nombre de la “Virtud”. No es este lugar para desmenuzar su trayectoria, millones de palabras ya se han dedicado a tal tarea, pero una curiosidad de su política y creencia en los valores de la Ilustración, fue en la práctica, la imposición del Francés como lengua “vehicular” en la escuela, diríamos hoy, para espanto de los clásicos, que llevó al declive de las otras lenguas romances habladas en el sur de Francia, y una que no pertenecía a dicha familia lingüística: El vascuence. Robespierre acabó como muchos a los que él mismo predestinó al patíbulo. Guillotinado y traicionado. Se ha dicho que dijo: “Hay algunos hombres útiles, pero ninguno es imprescindible. Sólo el pueblo es inmortal”, no se nos ocurre mejor frase antes de que la cuchilla te rebane el cuello.
Cuando nos referimos a Dictador, (Dictator) olvidamos con frecuencia moderna, la etiología del título latino que sólo consistía en una autoridad suprema en los momentos difíciles, especialmente en tiempos de guerra, nombrado por un Cónsul, con el apoyo del Senado, en modo alguno semejante a aquello que después se entendería por lo conseguido por Julio Cesar, sinónimo, no ya de dictador, si no de Emperador. Lección que aprendió muy bien Augusto. Viene esto a cuento porque en la lista de los Dictadores más crueles y sanguinarios del mundo, todos tuvieron en común, las recurrentes alusiones de la salvación de la Patria, el bienestar del Pueblo y martingalas del mismo pelaje. Da igual la diferencia moderna entre Dictaduras Autoritarias o Totalitarias. El Fascismo no tuvo reparos en sostenerse sobre ambas, según los casos. Entre las modernas, es decir las que todavía existen, sólo mencionar las Dictaduras Militares, Teocráticas, y las que en apariencia respetan una supuesta Constitución, pero que en realidad se mantienen al férreo control de todos y cada uno de los poderes en que se divide cualquier Democracia Constitucional. Corrupción que ayuda, y que no debemos olvidar está de una u otra manera en las aparentemente transparentes Democracias que creemos disfrutar.
El concepto de Revolución, cambia como el rio de Heráclito, (erróneamente interpretado por Platón), del mismo modo que cambia la explicación de Historiadores y de la misma Filosofía de la Historia. Ya nadie sabe concluir qué fue Revolución, pero aún más grave, es que hoy es incomprensible para muchos la distinción entre Terrorismo, Guerrilla, Liberación Popular, Movimiento del Pueblo, Guerra Santa, por no mencionar el Terrorismo de Estado… Lo más notable es que quien lo ejerce siempre y persistentemente utiliza la misma acusación contra quien, en teoría y en la práctica, lucha y arremete, con la mayor de las crueldades inimaginables. El pueblo… acompaña, (como justificación y coartada), en todas estas ocasiones las soflamas, manifiestos y demás parafernalia negra sobre blanco que antes se distribuían con los medios a su alcance y ahora se pintarrajean en cualquier pared.
Los mayores crímenes de la Humanidad se han cometido en el nombre de la Libertad y de la Justicia o de la Fe… fueran estas las supuestamente merecidas por El Pueblo, Los Ciudadanos, y Las Almas, cuya existencia está por demostrar. El Precio está en las cifras, tan molestas, para quienes eluden su responsabilidad en aras de una llamada o impulso, nacido de la Vanidad o la Estupidez, humanas , como no. Demasiado humanas. Deberíamos usar todos esta voz como sinónimo de “Cuerpo de una persona”, puesto que sin él, nada importa, ni Derechos ni Deberes, Nada, si carece de la propiedad más crucial, La Vida Individual.
De ser cierta la cita de A. Lincoln. “El hombre nunca ha encontrado una definición para la palabra libertad.”, seguramente se debió a que en sus días no conoció la retórica que nosotros podemos leer a propósito de ella, ni la ligereza con que se ha sustituido por algo, tan nimio, y a su vez importante, como este principio: ¿quién eres tú, para decidir por mí?. Todos poseemos el derecho a equivocarnos, muy a nuestro pesar, pero es preferible a la mejor de las insensateces que se cometen en el nombre de todo y de Todos, los que no somos nadie. M. Bakunin, quien murió en la más absoluta de las pobrezas, por algo sería de este modo, dijo una vez : “Yo soy libre solamente en la medida en que reconozco la humanidad y respeto la libertad de todos los hombres que me rodean”. Y como diría mi Madre, “Al buen entendedor, pocas palabras”. Ella jamás ha leído el Quijote. Quien no se dedicó a salvar el mundo con cócteles molotov, pero sí con sueños de loco… Queralt Blanch, ha estudiado el tema, “El Quijote y los Derechos Humanos”, pintándolos, junto a las reflexiones ajenas y propias. curiosamente. Al Fin y al cabo este Blog va de Arte, principalmente, pero divago sin poder evitarlo.
Saludos, Anónimo Lector.
Addenda: Esta entrada debería haberse llamado “Cuando ETE se divorció de ETA”, o eso nos pareció. Esperamos noticias del acuerdo de Divorcio.

Anuncios

2 Respuestas a “El Fin Del Terror

  1. Toda una perspectiva por la trayectoria de los remotos principios de la civilización democrática que a su vez pone en cuestión la funcionalidad del estado y sus intervinientes.
    Todo se podría decir en términos de escuela de sociología anarquista que se genera localmente producto de orgullo y factos históricos, una consistencia sustentada por una serie de factores entre los cuales el sentido de superioridad autoridad y sobre todo territorialidad.
    El efecto depende de circunstancias diversas (en diferentes partes del mundo)
    factores como económicos culturales, religiosos y los más peligrosos y sangrientos los sustentados por motivaciones políticas, son causas que suman enumeradas y inocentes víctimas…….
    y este tema se debateria largamente y tranquilamente sin imposiciones.

    saludos y un brindis

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s