15-M-O. ¿Un Nuevo Renacimiento?.


¿Qué contestaremos, cuando dentro de unos años, nuestros hijos nos pregunten, “Papá, tú dónde estabas el 15-O, eso de Los Indignados, te acuerdas….? Suponemos, que como hizo media España a propósito de Mayo del 68, allá por los años de la Transición, el padre mirando hacia otro lado, como si viera en un breve lapso todo su pasado, contestará. “Yo estuve en París, qué recuerdos, hijo….”. Permutando París por New York…
Cuando sucedió el 15 –M, tampoco nos sustrajimos a comentarlo: (https://pforsini.wordpress.com/2011/05/30/15-m-un-simple-no/), y a la vista de los siguientes acontecimientos no queremos dejar de repensar algo más sobre este movimiento, si es esta la mejor denominación posible para algo tan sometido a la opinión personal de quien lo interpreta. Por eso del cristal según con qué se mire. Después de releernos, seguimos sin tener claro la principal cuestión del 15-.M-O, y las sucesivas siglas mensuales que nos sobrevengan.
El siglo XIX, con su errante arquitectura, curiosamente, tomó como “modelo” para los Bancos, las Bolsas de Negocios y Parlamentos, los modelos de arquetipos clásicos, tanto Griegos como Romanos, sin embargo para las Iglesias de nuevo cuño, se prefería , como no, el Neogótico, que debía parecer más apropiado. Es de suponer que por razones nada inocentes, el ordo Clásico debía trasmitir cierta “racionalidad” y “justicia” en el espejismo de las futuras Democracias en que acabaron convirtiéndose las caóticamente políticas, salvo excepciones, Naciones en ciernes, y que hoy son, a su vez, supuestamente el “speculum” de los países en vías de democratización. Cosa que resulta vergonzosa, dado que en pleno siglo XXI, todavía se consientan ciertas maneras de Gobierno, que ni siquiera formalmente se denominan “Democracias”, vaya esto último en su más estricto sentido etimológico. La coherencia historicista en arquitectura en aquel siglo convulso, (¿cuál no lo ha sido?), debería haber elegido el patrón del hoy conocido Palacio Médici Riccardi, sito en la Vía Larga, Vía Cavour, para los turistas actuales. Dicho Palacio, fue la sede familiar, y por tanto símbolo de su poder, de una familia que ha sido famosa entre otras cosas por pasar de un origen incierto, es decir modesto, a ser sinónimo del Renacimiento Italiano, y su sola mención, referente de dicha época de la Historia. Fueron Banqueros de éxito, Dirigentes de Florencia, en teoría Republica entonces y sobre todo, los más excelsos mecenas, de entre otros muchos, hasta la llegada de los Papas de Roma, con pretensiones que aún hoy son visibles en la Ciudad Eterna
Por desgracia, el citado palacio fue saqueado en 1527, cuando Florencia era gobernada sólo formalmente por el Cardenal Hipólito, hijo ilegitimo de Juliano II de Médici, por tanto, nieto bastardo de Lorenzo el Magnífico, y de su primo Alejandro, futuro primer Duque de Florencia, con su derecho hereditario, pero en realidad el gobierno de la ciudad estaba de facto en manos del Papa Clemente VII, por intermediación del Cardenal Silvio Passerini. Se cuenta que una turba, también llamada populacho, “indignada” con los Médici, sabiendo que Carlos V, tal vez haría lo mismo que dejó suceder en el Sacco di Roma, el 6 de Mayo de 1527, otro día nefasto para el arte, como lo fue para Florencia el momento que narramos, entró en el Palacio, con las consecuencias que el mejor de los literatos de novela histórica pueda imaginar.
Nadie sabe cuántas obras fueron destruidas, arruinadas, arrasadas, desmanteladas en su conjunto inicial y en el mejor de los casos, saqueadas y consiguientemente, vendidas al mejor postor. Puede que ahora mismo se encuentren en algún museo de allende los mares, producto de las sospechosas compras y subastas de obras de arte renacentistas que tanto proliferaron en el ya citado Siglo XIX, y principios del XX, obras cuya procedencia, fueran de particulares o coleccionistas famosos o anónimos con necesidades pecuniarias, y a veces de ignoto origen y documentación, acabaron gracias a personajes como B. Berenson en las manos de algunas de las Familias del “status quo” norteamericano más snob, léase ricachones, especialmente, y que donaban, “graciosamente” a Instituciones que hoy las exhiben, tan lejos de su lugar de procedencia y origen.¿ Es esta parte de diletante la que irrita a tanto historiador de la Indignación Humana como creemos que existen?
Hubo una vez, en que otros “indignados”, campesinos, obreros, y casi todo ruso y rusa que pasaba por allí, que empujados por el hambre y la desesperación, allá por los fríos confines del invierno ruso, en Febrero y no en Octubre, como se hace creer comúnmente, aunque la segunda fuera la más peliculera, asaltarían otro famoso Palacio. El que fuera entre 1732 y 1917, residencia oficial de los Zares de Rusia, EL Hermosísimo Palacio de Invierno, y se cuenta que una de las primeras cosas que se saquearon fueron sus inmensas bodegas, cosas de rusos, y del frío. Mucha Politología pero hay dos simples axiomas que razonan y resumen a la perfección las grandes revueltas de la Historia. Una de ellas dice:”Si no puedes con ellos , Únete a los mismos”, la otra dice, aunque no esté escrita, “Si no puedes con ellos, únete a otros, que siempre los hay, y acaba con ellos”, bien lo aprendieron los “soviets”, por cierto, y no fueron los Únicos en darse cuenta del método.
Pero para Indignados, con mayúsculas, tópico chauvinista donde los haya…el populacho, (ya mencionado supra) Francés, en este caso, de 1789. (“ Recuerde el alma dormida, /avive el seso e despierte /contemplando…., Decía D. Jorge, pero no pensaba en lo subsiguiente), con su centelleante Toma de La Bastilla, de la que sólo fueron liberados, dato harto repetido, cuatro presos. Pero eso no era lo importante… Es aquí donde se debe aclarar cierta menudencia sobre las palabras. El término “Populacho”, que no se ha librado ni en el D.R.A.E. de ser considerado la “parte ínfima de la plebe”, esta primera acepción pase por las connotaciones de “plebe” . La segunda es “multitud en revuelta y desorden”, pero cuya etimología es la misma que la de pueblo, del latín “populus”.( S.P.Q.R., recuérdese que ni los Emperadores Romanos dejaron de utilizar esas siglas, durante cientos de años, pues el Populus, aunque sólo fuera nominal, debía figurar en algún lado), ha sido la representación mental de los nuevos “Indignados” en la percepción de los medios de comunicación de masas y cientos e inciertos periodistas de quienes ven en ellos fantasmas ancestrales, creyéndolos acabados y enterrados después de la Caída del Muro, esta vez no Palacio.
Ciñéndonos, Indignados, los ha habido desde que Adán, una vez más a nuestra memoria acude, salió por la puerta del Edén, sin saber muy bien porqué. Los que se reúnen hoy en día bajo ese nombre son civilizados, no saquean , roban, matan ni van por ahí estropiciando los bienes culturales de todos, pero se tropiezan con cosas tan absurdas como las prohibiciones de acampar en un jardín público… Contradicción terminológica, donde las haya, pero como en su gran mayoría son gente pacífica, y no quieren ni buscan la que otrora en seguida se habría calificado “ Otra Revolución más”….por los de siempre, quede claro, ellos van como pueden a lo suyo, protestar de la mejor manera que se les ocurre. En rigor histórico, a veces los “Indignados” comenzaron siendo tres madres con sus hijos medio muertos de hambre, unos cuantos obreros en paro, algunos campesinos sin tierra, los que llegaron a la ciudad huyendo de la más absoluta miseria, amén de algún que otro religioso descontento con la marcha de su fe, y que en conjunto, no pareciera que fueran a lograr grandes cosas. Pero las formas y sus elementos humanos cambian…
No sabemos a ciencia cierta, paradoja sin sentido, la ciencia nunca se considera completamente “cierta”, donde acabará todo esto. No somos optimistas ni en lo que respecta al 15-O ni con el futuro, con tan sólo mirar atrás, cada quien puede convencerse de lo poco que muda la maldad humana y mirando al frente, ¿no vemos cómo está el ochenta por ciento, por citar una cifra cualquiera, del resto de Países del Mundo, en sus verdaderas situaciones de todo tipo de calamidades para su población…?. Es bueno que los más afortunados se lancen a la calle, pero la calle ya no es de todos. Hace mucho tiempo que nos la secuestraron, ahora es solo el intersticio de comunicación para el consumismo que sostiene todo el Sistema. Fingir que no pasa nada o que todo pasará pronto, puede que funcione, O tal vez, por un milagro de los que nunca ocurren, los “Indignados” consigan…, (aquí no sabemos qué decir, sinceramente, son demasiadas las propuestas), y el Mundo Despierte. Pero conociendo el Corazón del Alma Humana, mucho nos tememos que este movimiento, servirá una vez más, para que padres con cierta malicia inocente, se inventen recuerdos con los que impresionar a sus hijos venideros.
Apéndice: Sufrimos de agorafobia social, por lo que evitamos a las mismas. Somos conscientes de que resulta excusa inverosímil, o ridícula, pero así son las cosas, por tanto, no creemos que nos encuentren en Nueva York, tampoco tenemos la financiación para dejar huella de nuestra Indignación, cosa de la que sí padecemos desde que tenemos uso de razón. Saludos y Mis mejores deseos para quien se los merezca.
Apéndice II: En Google puede buscar “Principales Revoluciones de La Historia” y encontrará todo tipo de Páginas web, con mayor o en ocasiones exigua información, desde la sesuda a la meramente Control+ c, Control+ v, qué tanto abunda en la sobrevalorada red. El tamiz lo debe poner el Lector, al que saludo, afectuoso, anónimo como siempre, y en esta ocasión, espero que acompañe con cítaras modernas esta lectura, de hacerlo claro.
Nota: Conste que el título no va con segundas, fue sugerido por alguien que siempre nos reprocha la excesiva, a su entender, nuestra manía caprichosa en los titulares de las entradas.

Anuncios

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s