Coca Cola y La Felicidad

 

 

 Por cada arma que se vende en el mundo… 

20.000 personas comparten una Coca Cola,

Hay razones para creer en un mundo mejor. Dice un anuncio de Coca Cola.

Siempre hemos considerado que existe una Estética Ética y especialmente Moral. Pero los ejecutivos de Caca Cola no deben tener conocimiento de ello. En uno de sus últimos anuncios, terminan con la frase que puede leerse supra, hay razones para creer en un mundo mejor.

Imaginemos la siguiente escena: Un condenado a muerte en el estado de Texas, decide, según una leyenda urbana aún por demostrar, pedir como última cena, una Hamburguesa doble con Queso y una Coca Cola. Y después imaginemos que el postrer anuncio que ven sus ojos es el citado anteriormente de la marca omnipresente, y tantas veces disfrazada, con sede en Atlanta, y con ramificación parecida al del sistema  de nervios periférico humano, llegan hasta la frontera del aire. Según la información de la Wikipedia, la company llegó a China, por citar un ejemplo revelador en 1928 y después de darle muchas vueltas optaron por llamarla, y cito, “koo-koou-koo-la”, que significa o se traduce como “deliciosa felicidad”. De donde suponemos, han “bebido” tantas campañas de promoción de la citada marca.

La cuestión evidente para quien no esté anestesiado por la globalización de la hermenéutica barata y falacias encubiertas, llegará inmediatamente a una conclusión. Coca Cola no tiene en cuenta si los Derechos Humanos se respetan en los países donde vende sus productos, ergo, el anuncio es simplemente una vuelta de tuerca para mejorar su idea de que nos venden felicidad en forma de bebida carbonatada. En los años sesenta y primeros setenta, se difundió un slogan que decía: 

Cita:“que durante la Guerra de Vietnam, los carteles decían: “cada botella de Coca-Cola es una bala que se les obsequia a las tropas estadounidenses en Vietnam”

(Steinbach,Palazzini,,Fiora,1994:38),www.isdfundacion.org/…/04_N3_PrismaSocial_marialuisa_carmenllorente. pdf.

Ahora ya no parece que detrás de Coca Cola exista nada relacionado con las diferentes campañas bélicas que sostiene todavía la supuesta primera potencia del mundo libre. Su esfuerzo les ha costado. Pero detrás de todo ello está la incapacidad del espectador de usar algo tan simple como el sentido común.

Dejar de beber el refresco más famoso no va a cambiar el mundo, pero no dejarse convencer de que beberlo es ir hacia un mundo mejor sí. Por la sencilla razón de que no es cierto. Da igual lo que nos vendan, sólo desean nuestro dinero y apelar al optimismo antropológico, es pueril y nada inocente, no se trata de beber o no beber, se trata una vez más de pensar en lo que nos venden y en cómo nos lo venden. Ahora decida usted si cada vez que elige Coca Cola, ese condenado a muerte se sentirá más feliz.

Saludos, anónimo y amable Lector.

 

 

Anuncios

Una respuesta a “Coca Cola y La Felicidad

  1. “Coca-Cola inició su nueva campaña publicitaria que va dirigida a honrar los valores, los cuales han sufrido cambios drásticos que contrastan con el prototipo de la esperada evolución social” dice un servidor de noticias,con motivo del lanzamiento del El spot conmemorativo de los 125 años de Coca-Cola. Feliz Día a sus consumidores, pero lo dicho: Coca Cola no respeta los Derechos Humanos al vender sus productos allí donde estos son papeles mojados.

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s