DE la nada por llegar, ni la nada por servir, o de la nada por vivir.

 

Llega hasta aquí el vasto rumor de la ciudad encendiéndose con el parpadeo de las miasmas ociosas de la noche muerta. Era casi imposible no saber que habiéndose acabado el tiempo de la suerte todo llegaría a tener el matiz de la superior modestia que el pasado ofrece a todo cuanto habita bajo su manto. Como las fieras enjauladas así las almas se revuelven entre si y las paredes de aire temeroso y desesperanzado que sólo ven quienes las sufren. Ascendiendo hasta las cavernas de los cielos más profundas las culpas de todos dejando en derredor el reguero restallante de la apología bajo los solares en que se convierten las certezas. Aquellas rafias de lacias melenas cual doncellas oleosas desplegarán su faz abrupta al vaivén de las horas atendiendo a su memoria de duelos fúnebres entre cantos de breve gloria y de la mano de galanes aún mas dolosos a lomos de carros enlucidos como sátrapas.

En medio de todos ellos mostrábase Ataraxia de negro exhalando cábalas y conjuros de innatos cipreses propios de su raza. Desde entonces en la noche y su ruido sólo se ven su lógico dorso, lápiz y tinta, para quien nada ve.

 

Anuncios

6 Respuestas a “DE la nada por llegar, ni la nada por servir, o de la nada por vivir.

  1. ¡Qué complejo…! Me ha recordado, con perdón, dos escenas de sendas películas, Matrix (no sé si Reloaded o Revolutions) y Constantine, curiosamente ambas protagonizadas por Keanu Reeves. En las dos se ve una civilización hundida, perdida, oscura, como en los turbulentos orígenes de la vida. Estoy de acuerdo en que asemeja una ensoñación, aunque no sé si de una calida noche de verano: más bien parece la ensoñación de un turbulento estado de ánimo.En fin… Casi has actuado telepáticamente, ya que ayer mismo tuve la intención de mandarte un correo para preguntarte qué tal te iban las cosas. Aunque sigo sin saber cómo te van (no quiero fiarme de esta entrada para hacerme una idea), el hecho de que hayas aparecido ya es una señal.Un abrazo, y hasta muy pronto…

  2. La madre que te trajo… como estamos eh? ays… Pues fijate que yo creo que la gran Ataraxia viste de negro porque solo gana batallas, no guerras… y eso si con suerte, consigue la alianza de su prima hermana Apatía. Prefiero pensar que jamás saldrá victoriosa, y que aquellos que no ven, algún día verán (eso si, es recomendable el uso momentaneo de gafas de sol, por aquello de "ni don juan ni juanillo). Aquel que nota su presencia no me preocupa, porque aunque se deje acompañar por ella (cosa comprensible). un dia se cansará de su compañía y la enviará de vacaciones, mientras él-ella vuelve a ver, oir y sentir (para bien o para mal)P.D: tic tac tic tac

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s