Ceder la Palabra.

 

« Sin embargo aquella experiencia de recuperación, de reactivación de la vitalidad de la obra y su energía, apunta a enfatizar la necesidad de destacar la dimensión "micropolítica" de la obra de performance: su interacción con el espectador y los participantes en el momento de su realización y la convicción en que esa relación, ese intercambio dinámico y de tiempo limitado con el espectador eventual o el publico participante es decisivo, transformador e insustituible, y que su registro es solo su proceso distinto, su acción paralela, alterna, no medular. El museo debería ser una caja de resonancia de ambos ámbitos. No disolver esa dimensión intersubjetiva, esa micropolítica de intensidad que el documento normalmente congela en una puesta en escena que se vuelve un evento cultural y un espectáculo que corre el riesgo de hacer de la propuesta critica una escenografía que, dentro del sistema, pierde su poder desestructurante»

Emilio Tarazona. Teto extraído del Blog Arte Nuevo. En esta dirección http://arte-nuevo.blogspot.com/2008/06/arte-vida-libro-y-museo-del-barrio.html

En la entrada anterior sometimos a los amigos a una pequeña maldad. No existe ninguna exposición Blattodea. La entrada es una  broma sobre la crítica de las exposiciones al uso, así como una recreación no inocente de obras y autores, que con un poco de imaginación son reconocibles, un ejemplo, el artista Daniel Herst y su obra, son una parodia de y cito: « Damien Hirst, llamada "Mil Años". Un contenedor de cristal en donde una cabeza de vaca es devorada por moscas que salen de sus larvas; comen y mueren electrocutadas por un mata moscas electrónico. Mostrando así el ciclo completo de la vida, desde la gestación hasta la muerte; larvas que se convierten en moscas, que devoran al animal muerto, vuelan y mueren electrocutadas, convirtiéndose en alimento de otras larvas.» fin de la cita fácilmente accesible en http://www.revisarte.com/2007_08_01_archive.html  y que demuestra que la información está multiplicada por doquiera que uno mira. 

No obstante, debemos reconocer que el texto es de una candidez pueril en comparación con los discursos habituales en el mundo del arte que se llama así mismo contemporáneo. El texto que presentamos al comienzo, está extraído de un blog enjundioso, como su autor, que responde así en el perfil en otro de sus blogs: Emilio Tarazona(1975). Curador y crítico independiente. Ha publicado el libro La poética visual de Jorge Eielson (autoeditado, 2004) y Accionismo en el Perú (1965-2000). Rastros y fuentes apara una primera cronología (ICPNA, 2006). Así como numerosos ensayos. Entre ellos: “Iniciativas de monumentalidad y rituales de conmemoración” (En: Homenaje a Anna Macagno. I Coloquio sobre la escultura peruana del siglo XX, PUCP, 2003); “El Grupo Chaclacayo: marcas de la violencia por debajo de la piel” (En: La generación del ochenta: Los años de la violencia, ICPNA, 2003; y en: Arte Marcial nº3, abril, 2005); “Cesar Moro: Notas sobre poesía, plástica y vanguardia en el Perú” (En: César Moro y el surrealismo en América Latina. Universidad de San Marcos – AECI, 2005); “Poesía de la forma, el color y lo tangible. Breve trayecto por la obra de Jorge Eielson” (En: Jorge Eielson. Teknoquímica 2004, ICPNA, 2005). Es autor también de varios otros textos en revistas y catálogos de exposición y eventual colaborador del suplemento Dominical del diario El Comercio. Por lo que vemos no es un don nadie como el que esto escribe.

Pero por lo que leemos es alguien que debería saber lo que dice, luego si no le entendemos, aquí es necesario reconocer que entender y comprender no van de la mano, no es por una falta de valor, o de capacidad, sino más bien de interés. Y para acabar: otra maldad: en resumen viene a decir que: la gente se siente afectada por las performances…y que el museo debería… en fin, saquen ustedes sus propias conclusiones.

 Saludos, paciente, amable y anónimo Lector, Lectora y lectores y lectoras, y lectoros y lectoris…

Anuncios

Una respuesta a “Ceder la Palabra.

  1. Hola,

    Pensaba hacer una apología
    de la escritura simple frente a la artificiosa, pero no sería justo. El artista
    debe poder utilizar todo su arsenal técnico para provocar, sugerir, etc. Todo
    ello sin olvidar dos cosas: una, que frecuentemente lo fácil lo es solamente en
    apariencia, ya que suele tener un alto grado de dificultad; y dos, que para
    hacer cosas difíciles primero hay que dominar los rudimentos.

    He preferido escribir:

    Hacer complicado lo normal es sencillo (y aparente).
    Hacer complicado lo sencillo es enfermizo (y pedante).
    Hacer normal lo sencillo es aceptable (y literario).
    Hacer normal lo complicado es excepcional (y didáctico).
    Hacer sencillo lo complicado es temerario (y engañoso).
    Hacer sencillo lo normal es meritorio (y honesto).

    Y dejar claro que la comunicación sólo es completa cuando el emisor recibe y
    comprende el mensaje. Cuando el emisor se limita a autocomplacerse, mal vamos.

    Un abrazo…

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s