PICASSO: El hijo pródigo vuelve a casa.

El Hijo Pródigo.  Picasso vuelve al Prado.  Tradición y Vanguardia.

Muy seguros estamos de que Picasso es el gran genio qué quiso ser, a pesar del disimulo mal llevado, por parte del artista, antes de convertirse en el adalid invisible de todos aquellos que le aclamaron.  Aquellos, que con la inconfesable excusa de la obra del malagueño, por remota inspiración, fuente de improvisación o de rechazo,  se convertirían en  la trans-vanguardia. O como quiera que se la denomine, a estas alturas el problema del deslinde de movimientos y fechas es ya un asunto de genealogía espuria. Esta confianza patria, la de la genialidad de Picasso, no deja de ser sorprendente.  Pues la apuesta de los artistas de este país no ha sido ni mucho menos la de seguir la senda de Picasso. Hay quien afirma, como Jean Clair, recogiendo las palabras de Roger Caillois que, tras el paso de Picasso, el gran liquidador, 1 , sería muy difícil retomar la senda de la pintura, pero no imposible. ¿Qué relación entronca a nuestros museables con Picasso? Y sobre todo, qué se pretende con este “tour de force”, enfrentamiento, emparejamiento o como quiera que se le llame a esta doble exposición. ?

Loable la cantidad de picassos que se pueden ver por vez primera en España, pero que el Prado acoja, semejante exposición establece un peligroso precedente.  Alarmante, porque mucho nos tememos que éste no es más, que el primer paso, de una “modernización” de nuestra pinacoteca, que con la excusa de una efeméride, la de los 25 años de la "vuelta" a casa del “Guernica”, me niego a escribirlo con k, vuelta que no es tal, pues nunca estuvo aquí antes, se aproveche el evento para con el discurrir del tiempo, la ampliación de Moneo & Company, sirva, pues, de "espacio" para instalar cualquier patraña extraña entre las paredes del Prado. 

 Seguros, y muy confiados, de que Picasso puede resistir la comparación, perdón, seguro que lo llaman diálogo, entre Velázquez y el pintor residente en Francia casi toda su vida, perdón, fue por obligación… ¿Quién se cree esta patraña? Picasso vivió donde le dio la gana, y su postura política no le empujó precisamente a luchar en ninguna trinchera, por mucho que este pequeño detalle se quiera omitir, ! Ah! Claro, su trinchera era la artística. Siempre se puede argüir cuanto se quiera, pues estaba en su derecho a no combatir, pero es de justicia recordarlo, Lord Byron, (+MIssolnghi,1824) como modelo de artista que alegremente se va a morir a Grecia, romántica o estúpidamente, no fue mejor poeta por ello. Pero lo hizo. Picasso sólo fue artista, el hombre a secas era otra cosa, y sin embargo, sin su intrahistoria doméstica, muchos no habrían tenido nada qué decir. 

Seguros y muy confiados de su obra, se nos vende esta exposición con el billete del 125 aniversario del nacimiento del pintor. ¡Tanto! O ¿tanto? O mejor cuando… ¿Picasso nació con sus "señoritas"? ¿Nació con su cubismo? Picasso, no. Nació como ya mencionamos una vez como Atenea, ex nihilo… De la cabeza de un Dios. ¿Nació con el “Guernica”?  Y no murió nunca.

Sólo el ego de un dios puede actuar como Picasso, pero este respaldo oficial, desde el Prado, atemoriza.  Se repite hasta la saciedad que Picasso “soñaba” con ver sus obras colgadas al lado de las de sus supuestos Maestros. Patrañas. Picasso, el gran ocultador, jamás pronunció el nombre de un artista que no fuera él mismo, a excepción de sus cartas juveniles y de “elogios” esporádicos a algún que otro amigo… Se encargó y esforzó, por ocultar su imaginario personal, pero no pudo, a la postre, borrar las huellas, de su crimen. No se mata la pintura, y se desentiende uno de los cadáveres. Se les amortaja, con pinceladas grandes y seguras, con juegos florales y de estilo, con miles de apuntes y de dibujos, todos ellos variaciones de una misma iconografía, que no era picassiana, era la de la Historia de La Pintura. Pintar, con la intención de borrar tus huellas, puede ser un buen ejercicio de estilo, pero cuando el propio pintor se enfrenta en sus famosas “versiones” a Velázquez, uno siente, una impotencia filial. 

Perdonamos a Picasso, porque nunca realizó un sólo cuadro abstracto, eso nos parece coherente, Pero Pablo Ruiz, fue cocinero antes que fraile. Sabía que el género humano, por naturaleza, es arribista, y, desde su posición, sólo podía esperar, y esperó. Dejó que  los demás se dedicasen a las "delicatessen" de la “mort des beaux arts”, Picasso, era ya un dios cuando los demás se devanaban los sesos por no encontrar entre las vísceras que dejaba a su paso, la travesía de Picasso, nada más que restos de maloliente formol; para cuando Picasso volvía con temas como los de su neoclásica actitud, la alegría ya había abandonado definitivamente el mundo del arte y se estilaba, la profundidad, real, fingida, inventada o simplemente “despintada”.

El Obligado Francisco Calvo Serraller, omnipresente, una vez más, acaparador donde los haya, como co-comisario de una muestra de gran calado, en su presentación a los medios, cita de EL PAÍS, sábado, 3 de junio de 2006, en su sección CULTURA Pág. 41: “ Entre las abundantes críticas negativas que el “Guernica” cosechó a diestra y siniestra, todas procedían no del contenido, sino de la forma en que Picasso lo llevó a cabo. Querían ver un manifiesto, pero se encontraron con un cuadro.”  Pues vaya. “La Paz” y “La Guerra”, de 1952, en la Capilla de Vallauris, en el llamado Templo de la Paz, no serán manifiestos,  pero llevan un título muy parecido. Y “La Masacre de Corea”, en fin, si no es obra de circunstancia es por la apologética que inunda toda esta doble exposición, “Los Fusilamientos de Goya”… Su segunda salida, desde la primera en la Guerra civil, y esta otra al Reina Sofía…¿Para qué?

 EL PAÍS, viernes, 26 de mayo de 2006, en su sección OPINIÓN, Pág. 15: Daniel Giralt-Miracle, ex director del Macba y ex patrono del MNCARS, el “Sofía” para que se entienda”, terminaba así su opinión sobre «El último viaje del “Guernica”» : ¿ No sería ahora un buen momento para que el Gobierno español hiciera lo mismo y sellara este gesto con la presentación en Euskadi del “Guernica”, la obra que el arquitecto Sert, coautor del pabellón de la República, definió “como un grito contra la barbarie de toda guerra” ?  

 Como empecemos a trasladar obras por su Título, esto va aparecer un Sudoku, geográfico y semántico. La barbarie, de Belchite, en un calvoserralliano estilo, de clamor silente, o algún oximorón sinestésico de similar género, pudiera ser el nuevo museo de la paz y de la guerra, de sus consecuencias y no, el lugar donde los paranormales, van a escuchar entre vapores voces de vaya usted a saber quien. Ejemplos de devastación, en España, entre pueblos inundados por La paz, de los pantanos, y las reconstrucciones Franquistas de nuevo cuño… Dejémoslo. 

 Muy seguros, confiados, esperanzados, y desde luego egocéntricamente convencidos, nos debemos de sentir, Picasso, ¡OH!, Picasso, “Canta ¡OH! Diosa la cólera del Pélida Aquileo, cólera funesta que causó infinitos males a los aqueos y precipitó al Hades muchas almas valerosas…” , y dentro de 150 años, ¿Qué O Quién, vendrá a sostener la lámpara de la portadora del “Guernica”, símbolo, ya puestos, de la llama eterna del arte…  ? La cólera de Picasso no fue otra, que la terrible verdad de no poder ser el último pintor del Prado, el gran crisol de toda la historia de la pintura, por mucho qué, el propio Picasso, deseara serlo.

El “Guernica” descansó un tiempo en el Prado, en el "Casón", pero se lo llevaron al Reina Sofía, motivos de Mercadotecnia museística, y de intereses creados, pero este espejismo de La Doble Exposición, no tranquilizará a buen seguro, el alma de Picasso. Quien ya ha tenido que soportar que su Firma esté plasmada fielmente en una serie de vehículos de gama popular con diseño y estilo, triste fin de un nombre que aún así, es sin duda, un  nombre para la posteridad.

Por ello, la Cizaña Estética está abrumada, una posteridad sin hijos, pues la "eficacia global" de los hijos de Picasso, se traduce en cuentas y perfumes, y la herencia artística que deja, es expoliada de su contexto. No se puede estar en misa y repicando, si uno no quiere ser académico, allá él, pero luego no se exija  estar en los “catálogos de las naves”, perdón de los museos, galerías, o pinacotecas, como el Prado, tesoro en su infinitud, la nuestra, la de todos; y no de  D. Calvo Serraller y de Dña. Carmen Jiménez, y de cualquier otro,  que por tener el Don que tengan, dirigen la historia como mejor les parece. Debates inermes, en su palabrería e inertes, en su consecuencias.

 Saludos, amable, como paciente lector.

Nota 1 «El gran liquidador de una herencia majestuosa. Picasso es el gran liquidador que hace suyas todas las formas de la historia del arte, para destruirlas y liquidarlas las unas detrás de las otras. A su paso, Picasso deja detrás de sí un campo de ruinas. Admirable, sin duda, pero un campo de ruinas, sin embargo. Ruinas que él ha creado, el mismo. Y es muy difícil para ningún artista inscribirse en la estela de la obra de Picasso, quizás sea imposible» Palabras pertenecientes a la Entrevista de Juan Pedro Quiñonero a Jean Clair, publicada en su Blog: Una Temporada en el Infierno. 

Véase link: 

http://archivotemporadaenelinfierno.blogspot.com/2005/12/el-puesto-de-balthus-y-ramn-gaya-en-la.html

Anuncios

3 Respuestas a “PICASSO: El hijo pródigo vuelve a casa.

  1. Todito, todo, me lo he leído…
    E incluso estoy de acuerdo en algunas cosas. Pero no en todas, que si todos estamos de acuerdo en todo.. ¡¡Vaya aburrimiento!!
    Lo que si que tengo claro es que en esa exposición no me pillan. Pero imagino las colas, al hilo de la mercadotecnia que el nombre de Picasso ha desplegado.  Y creo que si su nombre aparece hasta en un conche, no es por una violación a su persona y obra por parte de la familia, al final los herederos de tus miserias, se convierten en lo mismo: miserables.
    Pues nada, que sigo diseñando un cartel. Menos mal que no tengo ínfulas tontas, así que la tranquilidad de no tener que pasar a la posteridad, me dejará trabajar a mi aire…
     Total, de una manera u otra, todo es creación… Lo malo es cuando uno se cree genial y ejerce de ello. Sin perjuicio de que la genialidad sea, en algunos casos, real.
    Un saludo!!!

  2. Muy interesante tu space, yo también me lo he leído todo, todooooo.
    No sé ni a que panel responderte, así que de momento te saludo.
    Es un placer encontrar lecturas tan personales.

  3. Hola.
    Primero: Mis lares son los del Prado. Si bien criada entre jara y “tostón”, dehesa y jamón. Vecina de Salamanca y para más señas en cá- Ceres me guardaban.
     
    Segundo: No voy a poner en entredicho la maestría de Picasso, por ser indocta y por no pecar de atrevimiento para con algunas de sus obras.
    Si entro a comentar “algo” que ha sonado a mis oídos como una auténtica barbaridad, por lo que conlleva de clasicismo y tradición.  Me ha sonado a Sistema, Norma y Arte”, y a todos sus acólitos, Me refiero a estas palabras: “Loable la cantidad de picassos que se pueden ver por vez primera en España, pero que el Prado acoja, semejante exposición establece un peligroso precedente.  Alarmante, porque mucho nos tememos que éste no es más, que el primer paso, de una “modernización” de nuestra pinacoteca, que con la excusa de una efeméride…
     
    Y estas otras: “sirva, pues, de "espacio" para instalar cualquier patraña extraña entre las paredes del Prado”.
     
    No soy crítica de arte ni a pretensión llego, pero si a opinión de que poner rejas a cualquier arte, encorsetarlo sin dar ninguna opción a la imaginación en aras de un purismo lque no sirve sino para matar a la misma creatividad, al mismo arte, debo reconocer que me enerva. Ya…en otros espacios, museos, salas… supongo que dirás. Ya.
    “mecagoenlaquefijalimpiaydaexplendor…”.No son palabras mías. Pero las hago tal. Creo recordar que las escribió Goitisolo en “Reivindicaciones del Conde Don Julián” ( o muy similares) y por ello fue un apestado, si bien más tarde entró en el redil.
    Tenía mas cosas, pero no quiero que recuerdes a mi padre, que esta malito el pobre…
    Buen día, o noche.
     
     
    P.D. Ah, no iré a verla. Me muevo en otros artes.

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s