Ritornello:a/marga re/petición.

¿Sobre lo humano?

A fuerza de vivir entre humanos, los seres acaban por considerar que toda elaboración y percepción de la vida humana es un conjunto de relaciones establecidas por leyes, normas, costumbres, y sujetas a ellas, de modo tal, que nuestra forma de enjuiciar el mundo, tiende a olvidar que en el fondo de todos nosotros, un animal con conciencia, es quien en última instancia decide sin saber cómo, todo cuanto creemos ser parte de nuestra libertad; no sólo como individuos, sino también como animales políticos. Esta afirmación aristotélica, (Άνθρωπος φύσει πολιτικών ζώον))inaugura todo nuestro pensamiento.

El ser humano, no se considera, en general, un animal, pero lo es.  No se contempla, como parte de una colonia de hormigas,  o una colmena de abejas, pretendemos creer que somos parte de una sociedad de libre elección, a lo sumo, y los que se consideran avispas solitarias, suelen creer que los lobos esteparios, son el animal de su horóscopo vital. Nuestra independencia es conseguida por la vía del sacrificio, es decir, las víctimas de nuestro bienestar acaban sus días entre estiércol procedente de nuestros mudadales, no solo técnicos o materiales, también espirituales.  Declaramos Derechos Universales del Hombre, con la secreta esperanza de que nadie exigirá de nosotros condiciones o renuncias, de cualquier especie, en pos de su cumplimiento real. Declaramos la igualdad, pero nos molesta la verdad de la injusticia. Y si podemos renunciar a algo, siempre será a cambio de la promesa de un paraíso, en el que depositar nuestro miedo a cambio de bienestar. Pero esto es humano.

No nos rocían con feromonas químicas que nos obliguen a ser hormigas trabajadoras el resto de nuestros días. Pero tampoco hacemos nada para descubrir qué puesto ocupamos en la Colonia. Nuestra conciencia, no nos habilita par ejercer un verdadero control, sobre nuestras acciones, decisiones, exigencia o renuncias, sólo nos permite saber qué hacer en cada momento. Así, sin, la clarividencia opaca del destino animal, vivimos en la realidad del minuto, y pensamos en el futuro, con la esperanza de que sea distinto, no del que presagiamos, sino del que será.

Pero saber qué hacer, no es sinónimo de hacer lo mejor, en cada instante decisivo, pues cada  uno de nuestros pasos con posibles divergencias, está destinado a crear un universo paralelo al que habitamos. Nos debatimos, entre nosotros y los demás.  Una agonía interminable que siempre acaba con un suspiro de gracia, proporcionado por el auxilio del “deus ex machina”, « από μηχανής θεοί » ,de la fe, en un mundo más allá de la precariedad de aspiración  a la perfección que las distintas religiones tramitan en nuestro nombre; cuando,  ninguna de ellas nos soborna, inventamos nuestras estrategias de paz, pero el “rigor mortis” de una idea, no suple nuestro fin, la materia descompuesta de cuanto fuimos y que ha de sobrevivir en una réplica genética de nosotros mismos, mezclada al cincuenta por ciento, con otra cadena de similar destino. Si esto no sucede, los seres humanos escriben, componen y pintan, esculpen diseñan, o cantan, con la pertinaz ilusión de ser recordados.

Los genes son crueles. Nos han dotado de la capacidad de conocerlos, para tener que someterlos. Y se burlan cada día, en su absoluta indiferencia por nosotros, sus replicadores, con la imperturbabilidad del coral por el futuro de  su descendencia, así, nosotros todos, vagamos por la mar océana  del mundo físico, y cruel, destino el nuestro, condenados a saberlo. La ignorancia, no es un don, es una droga.  O una habilidad para sobrellevar la culpa, carga innata. Somos culpables por y con los demás, en la medida en que somos responsables de su destino. Y del nuestro. ¿ Pero qué destino? Ninguno. No porque no exista, sino porque ya lo conocemos: aspirar a ser algo más que replicadores.  Aún así: Qué  buen invento, el de nuestra conciencia, toda un vida para descifrarlo. Hasta el arte, es una «variación, es un invento, una tentativa», de salir de nuestro túnel evolucionista… es, un decorado de oropel y quincalla. 

El lenguaje, tan incongruente, es lo que tiene, permite “decir” incluso todo, lo que no es verdad, y, por tanto, todo lo anterior, carece de todo valor de verdad, en la misma medida en que la verdad, nuestra verdad, exista.

Siempre me ha acompañado una canción: El Rosario de mi Madre,  la versión de María Dolores Pradera, para nuestro gusto, la mejor, es una bella melodía de vals, de Mario Cavagnaro, inmenso autor peruano, pero hoy podríamos cambiar la letra por

” Devuélveme el ADN de mi madre

y quédate con todo lo demás,

el tuyo te lo envío cualquier tarde,

no quiero descendencia nunca más.

Para quien no recuerde su música la encontrará aquí Músicaperuana.

Saludos, anónimo, como amable lector, por su paciencia…

Esta entrada, es el ritornello, de las dos entradas anteriores.

Y está dedicada a Marga, quien la inspiró, con su lábil insistencia.

Anuncios

3 Respuestas a “Ritornello:a/marga re/petición.

  1. Bueno, existe quien decide por otros, se toma la libertad de pensar por uno mismo, y lo que es mas grave, lo expone como “ La verdad”.
     
    Hola.
    He llegado hasta ti buscando por las notas de la pantalla que me deja msn. Estaba indagando sobre Salamanca y apareciste. Acabo de regresar de allí.
     
    Tantas opiniones sobre tu escrito…
    Te dejo unas cuantas, las más rápidas, pues es largo y tendido lo que se puede comentar y no por comentar.
     
    Tu escrito me pone sobre una "verdad" que hago mía, pues bien conoces que no es absolutista la misma. Que la independencia- quien la pueda conseguir en su totalidad ( lo dudo) supone un enorme sacrificio. Y lo comparto. En extenso, diría yo, al ser animales sociales y tener que convivir en sociedad. Independencia que no es tal. Soy de la opinión que a cada momento dependemos incluso de nosotros mismos, nuestras ideas, nuestro bagaje, etc.
    Si bien no comparto ( y de colores está la vida llena) que ese sacrificio sea por la promesa de un paraíso. Existen- todavía -personas, aunque de "racionamiento" quizá  “sobre-animal”, ( que sarcasmo me gasto en ocasiones) que están dispuestas a ceder, a dar sin contraprestación. Así, porque lo asume como propia responsabilidad y valor.  Sí eso que llamamos altruismo. ¿ O es egocentrismo o egoísmo personal? . Ya ves… Y me lo creo, claro que me lo creo. La evidencia empuja.
     
    Mas cosas.
     
    1.        -¿ Quién puede tener un verdadero y exhaustivo control sobre sus actos, acciones o conductas?. ¿ No están mediatizadas y condicionadas por el otro, por tu propia libertad?.Todo acto tiene una finalidad muy concreta. Y nos servimos, utilizamos, sí utilizamos, a los demás para conseguirlo. Claro.
    2.        Incluso, también existen aquellos que no saben que hacer en cualquier momento. ¡¡¡Dichosos instantes!!!.
    3.        Es más, por algún rincón de este planeta se encuentra ese animal racional que no desea pasar a la inmortalidad. ¡¡Que incauto!!.
    4.        El Re-nacerse en el arte, en las palabras, en lo propio de cada cual. Es lo que tiene, que unos lo practican por afán, otros lo venden como mero entretenimiento,  y lo mejor,  que unos pocos más se sirven de él para descubrirse sin más. Ser por el otro y con el otro. A través de la invención al crear. ¡¡Que suerte!!.
     
    ¡Ostras!.  Miro para atrás y me doy cuenta que el rosario de tu madre me lo acabo de agenciar. Vaya ristra de sandeces te acabo de dejar.
    Voy a arrepentirme…
     
    Perdón, perdón, por usurpar tu espacio con tal tostón.
     
    He dicho.
     

  2. Hola, de nuevo,
     
    Pues comparto lo que dejaste en mi espacio. También me avergoncé al escuchar  a la guía de la Universidad. Se quedó en la fábula, en el chiste fácil , en la anécdota. Y me pareció tan triste como espeluznante. Con la vida que guardan dichas paredes y que sólo se nos muestre la capa más superficial y vacua… Menos mal que pude- en cortos instantes- dejar al grupo de turistas ávidos por la socarronería y fundirme con la vivencia del arte y sobre todo con lo que nos quisieron decir sus artistas- esto bajo mi quizá poca empatía y conocimiento sobre ellos. Fui allí buscando expresamente la escalera. ¿ Te puedes creer que no me facilitaron información?. Menos mal que una iba con algo desde casa. En fin…
    Las entradas que preceden a ésta, para su información las leí. Y sí, “el tostón” suele ser  típico por aquellos y “ estos lares.
    Otro saludo.

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s