Apoyada en el quicio…de las Puertas.

Florencia, S.XV : Las Puertas del Paraíso: ( Según Vasari, así bautizadas por Miguel Ángel), así fueron y aún hoy en día son conocidas, las puertas orientadas al este, del Baptisterio de Florencia. El conjunto de las Puertas, (tres en total, compuestas por dos pares, de las cuales, la puerta Sur fue una obra del taller de Andrea Pisano, hacia 1330-1336 y la segunda puerta, la Norte, fue el primer encargo de Ghiberti ), es de por si ya un compendio de anhelos y esfuerzos del espíritu florentino, pero el conjunto de 10 placas que conforman estas puertas de L. Ghiberti, son sin duda las más apreciadas, quizás por ser las más queridas por sus propios contemporáneos o porque sin quererlo participamos del mismo prejuicio que los habitantes de la época que se ha dado en llamar Renacimiento. 

Ghiberti y su taller realizaron el primer diseño ajustándose al de su predecesor Pisano, enmarcando las figuras en la división cuadrifoliada del gótico. Pero superaría esta limitación; al ganar el encargo de sus segundas, en 1401(No hay acuerdo entre los autores respecto a las fechas…El problema de la documentación y su fiabilidad transmitida por los especialistas… ), quedó claro que sería él, quien terminaría las terceras y que le permitieron utilizar el enmarcado que suponía la división en placas cuadradas (de carácter mucho más clasicista), y esto significó para Ghiberti, la posibilidad de aplicar en ellas las nuevas formulaciones, respecto del espacio que ya se planteaban los pintores, y los arquitectos o escultores, de la 1º mitad del S. XV. Esto, no es del todo exacto, en lo que respecta a Florencia, por esas fechas el gusto del Gótico Borgoñón era la moda entre los florentinos, pero Alberti, que había escrito su Della Pittura en 1435, comprobaría como sus ideas eran ya formuladas por su contemporáneos en las puertas, y que seguramente a través de su gran amigo Donatello, estas nuevas formulaciones llegarían a  Ghiberti.

Una de las obras donde el espacio en el relieve se formularía con arreglo a las nuevas teorías sería el San Jorge y el Dragón de Donatello. Las puertas norte fueron comenzadas en 1403 y acabadas en 1424, las segundas, en las que venció al mismo Brunelleschi, 1425 y terminadas en 1452, son la obra de un autor, es decir Ghiberti, quien sería injustamente conocido como el autor de una sola obra… Pues es triste pensar que las primeras puertas no parecen existir…

No podemos imaginar el esfuerzo que debió suponer concentrar toda la energía de la que se dispone en la realización de una obra…Las Puertas del Paraíso, debieron convertirse en un infierno de trabajo paciente, laborioso… y seguramente solamente un florentino sería capaz de realizarlo. Porque no debemos olvidar que si algo animó el Renacimiento en sus orígenes, fue la Inagotable capacidad de una pequeña “República”, por decidir conscientemente, ser los adalides de un nuevo modo de ver y de sentir la vida, y todo ello, acrisolado en las creaciones de un arte, que hoy en día persiste con su tenaz resistencia al tiempo, en decirnos: “esto y no otra cosa, fue nuestro mundo”. El mismo Ghiberti, en unas notas autobiográficas parece dejar claro lo orgulloso que se sentía respecto de su obra, pero como corresponde al carácter de un florentino de bien, no lo hace más que con unas palabras llenas de modestia y sencilla discreción.

Debemos notar que los logros de los relieves que componen las puertas, serían fuente de inspiración, a través de caminos no muy claros, para los pintores de generaciones posteriores, y que sus valores pictóricos, son evidenciados por la dedicatoria de Alberti, en su tratado, pero se deben en suma a  trabajos de Masaccio y a la Cantoria de Luca della Robia, desde donde podemos comprender la suma de los aspectos que Ghiberti, puso en juego, los seres humanos, el espacio, y la naturaleza de sus mutuas relaciones.

Además está el famoso Concurso. O duelo…

Ghiberti, quien se presentó al Concurso, junto con Brunelleschi y Jacopo de la Quercia, entre otros, vencería al mismo Brunelleschi, por la razón que hoy nos parece más evidente, con tan sólo comparar las figuras del mismo Isaac, quien en Brunelleschi no es más que un lugar común del desnudo tardogótico, pero que enfrentado al de Ghiberti, (con su “recuerdo” del Spinario, muchacho, sacandose la espina, que sería a su vez un tópico de la crítica escultórica), pero que aún tardaría tiempo en ser recuperado, y darse cuenta de cuanto de "nuovo" hay en el mismo. La crítica moderna quiere ver en el relieve de Brunelleschi, una nueva formulación del espacio, pero la discusión no tiene sentido a la luz de la elección de los jueces de la época del concurso. Es además estéril, pues Brunelleschi sería por meritos propios, el autor de algunos de los espacios arquitectónicos más relevantes e influyentes del Quattrocento. Tan sólo mencionar la Capilla Pazzi y el nombre de Brunelleschi, pasaría a la historia universal de las Artes.

Lorenzo Ghiberti Historia de José (Detalle Puerta Este) 1452 Bronce. 80 x 80 cm. Baptisterio. Florencia

Y ahora la pregunta de la Cizaña Estética: ¿Quién será el artista de unas nuevas puertas para la ampliación del Prado? La respuesta en la siguiente entrada…

La nota sobre el verdadero comentario de Miguel Ángel se encuentra en la Vida de L. Ghiberti, y dice así en el original vasariano: "Elle son tanto belle, che elle starebbon bene alle porte del Paradiso".

Addenda: Dado que la Bibliografía se ha convertido en una controversia con alguno de los visitantes de este espacio: debo aclarar que la información de esta entrada puede ser obtenida fácilmente de diversos manuales al uso de  Historia del Arte. Son, no obstante, fruto en gran parte de recuerdos personales de muy diferentes orígenes, y, al no ser más que un texto de carácter ilustrativo e informativo, no valorativo, ni especialmente crítico, decidí no abrumar innecesariamente al estimado lector con bibliografía que puede encontrar en cualquier lugar.

Anuncios

2 Respuestas a “Apoyada en el quicio…de las Puertas.

  1. Hola, Orsini.
     
    Recuerdo haber dado esas puertas en arte : )
     
    Interesante lo que escribes . Además, veo que te encanta Vasari .
     
    Saludos.

  2. Mmmmm… Florencia. Ya he estado dos veces y dicen que no hay dos sin tres. Espero impaciente el tercer viaje.
    Al ver las imagenes que has puesto, he ido corriendo a abrir la carpeta en la que guardo mis fotografías. Y, una vez más, me he quedao embelesada viendo las imágenes que Florencia me regaló. Porque da igual lo que tú quieras hacer allí, es la ciudad la que se encarga de dar esa luz y esa magia que dejaron a Stendhal atontado ante las puertas de la santa Croce.
    Si viera un correo por aquí te regalaría una de las imágenes que saqué de "las puertas del Paraíso".
     
    Un beso!!

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s