El Testamento De Set

El Testamento De Set y Los Reyes Magos:

 « [ El documento en cuestión, dirigido a Adán estaba encabezado así ]:  En el año seis mil, el día sexto de la semana,( que es el mismo en que te creé ) y a la hora sexta, enviaré a mi unigénito, el Verbo divino, quien tomará carne de tu descendencia y vendrá a ser el hijo del hombre. El te reintegrará a tu prístina dignidad de los tormentos de su pasión en cruz.  Y entonces tú ¡ oh Adán ! unido a mí con alma pura y cuerpo inmortal, serás deificado y podrás, como yo, discernir el bien y el mal.»

Texto tomado de: Los Evangelios Apócrifos, Edición Crítica y Bilingüe, Aurelio de Santos Otero. BAC. 148. El fragmento en cuestión pertenece al Evangelio armenio de la infancia, Cáp. X, 23. En estos tiempos, donde están tan de moda, las teorías de una supuesta conspiración universal, más propias de un milenarismo obscurantista, que, de un mundo en lucha continua por la verdad, nos sentimos en la obligación de aportar nuestro granito de arena, al barrizal pseudocientífico en que se ha convertido la lectura e interpretación de ciertas obras de arte; más famosas, que estudiadas, y algunas de ellas, precisamente oscuras o poco legibles, por su estado, más bien que por su propósito original. La representación iconográfica del texto anterior se encuentra en el llamado arco triunfal de Santa María La Mayor, (Maggiore), en Roma, una Basílica, la primera dedicada a la Virgen en la Ciudad Santa, construida en el 358 (circa), situada en el Esquilino, y fundada por el Papa Liberio, y que parece ser, fue reconstruida en torno al 435, por Sixto III. Aún así han sido muchas las trasformaciones sufridas, hasta hacerla casi irreconocible, como una basílica del tipo romano, de tres naves, que tuvo en origen.

El Testamento de Set, podría ser considerado uno de esos grandes misterios de la humanidad. Podría haberse convertido en la ofrenda tradicional de los magos al niño Dios. No es difícil imaginar que la tradición de los tres presentes, oro, incienso y mirra, bien podría haber sido rechazada, y haber sido elegida esta otra, en forma de carta sellada, como un antiquísimo legajo, que Dios hubiera escrito. Así, tras seis mil años, Dios, daría una explicación a Adán de cuanto le sucedió… Si bien se mira esto tiene su parte de lógica, con un toque de helenismo, y un tono hebraico, lo uno por el intento de explicación, y lo otro por ser consignada a través de un escrito trasmitido mediante un tiempo tan largo; vemos en esto, el hecho de que, después de todo, el primer hombre no podía distinguir el bien del mal, y esto mismo, le hacía ser en puridad, una victima inocente, y por tanto, la venida del Mesías, tendría un fin mucho más humano y doméstico… Humano, en cuanto al pobre Adán, y doméstico, por cuanto que hablamos de una tradición que intentaba aunar, a lo largo de los años, y ya en pleno siglo V, algo extrañamente confuso, por una parte el nacimiento de un dios a los judíos, cosa nunca vista anteriormemente, y el nacimiento del verdadero "dios" a los gentiles, o paganos, cosa “verdaderamente” extraordinaria. Por ello, detalles como la cueva, el reconocimiento astrológico, la pleitesía de Magos y reyes, o las profecías, -como la que relata Santiago (Jácopo) De La Vorágine, en su Legenda Aurea, Cap, VI, II: La Natividad del Señor, en la que se narra y menciona a la misma Sibila y Augusto de por medio, viendo el nacimiento de un Dios, al que debería adorar el “divino Augusto”, y si bien esto es muy posterior, su origen es el mismo,- esa necesidad, creemos, de conciliación de mundos tan dispares como el Grecorromano, y el del Antiguo Testamento, que si bien prolífico en texto, no lo fue tanto en imaginación, ya que debemos recordar que pasajes enteros del Génesis, están “calcados” de textos mucho más antiguos y que circulaban casi al comienzo de la misma escritura, léase esto referido a la cuneiforme, en el creciente fértil, como es el Diluvio, o la amarga Historia de Caín Y Abel, en Gilgamesh y Enkidu, si bien los hermanos son aquí amigos.

 Pero retomemos, los ejemplos de la iconografía en torno a la Adoración de los Magos, fue por tanto representada no de una manera similar, pues si bien desde Mateo 2. 7,11-12, está claro, que los presentes fueron Oro, Incienso y Mirra, en el citado Mosaico de Santa María Maggiore, una mujer, que parece encarnar la Sabiduría desenrolla un texto que parece ser el testamento de Set, y esto en un tiempo, que como podemos apreciar, las tradiciones, por poco canónicas que las juzguemos hoy, convivían con otras, de arraigado y serpenteante legado. Pues ¿cómo imaginar que en el Testamento se insinuara que Adán sería deificado…? Son muchas las versiones del tema que se pueden recordar, y que se ajustan a la iconografía canónica, sólo por citar algunos de los ejemplos ejecutados, Fabriano,  Bosch, Gozzoli, (si bien en este fresco sólo se retrata el Cortejo), o Rubens; pero, visto lo visto, en ellas deberíamos, entonces, buscar la imagen, de ese testamento perdido; quizás, con ojo atento, lo encontremos…¿Tal vez, en la Adoración de los Magos, inacabada, y por tanto susceptible de búsqueda, del gran  Leonardo?

Anuncios

2 Respuestas a “El Testamento De Set

  1. Perdone que le moleste pero me gustaría, si puede ser, que me diera alguna bibliografía (a poder ser de algún aurtor no creyente y de algúno cristiano)referente a lo que comenta de esta forma. "(…)ya que debemos recordar que pasajes enteros del Génesis, están “calcados” de textos mucho más antiguos y que circulaban casi al comienzo de la misma escritura (…)".Me interesa mucho el tema.Grácias, un saludo.

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s