Tiziano y Dada.

A primera vista no lo parece, pero este grabado según Tiziano, y realizado por Boldrini, parece sugerir que el mismo Tiziano al ridiculizar el admirado grupo del Laocoonte perseguía una reafirmación para su arte y para su época, burlarse así del peso aplastante que supuso el enfrentamiento de los modelos clásicos con las obras contemporáneas. Especialmente en la recuperación de los modelos, que no debemos olvidar, no son las obras, que nosotros conocemos. Para entonces, no se conocían, muchas de las réplicas romanas que derivadas de las auténticas obras Griegas que definieron el Clasicismo Heleno, hubieran supuesto una visión menos parcial, de la que, desgraciadamente o no, tuvieron los  Artistas del Renacimiento. Ello, no obstante no fue sustancialmente en menoscabo de su obra, pero a veces condujo a confusiones entre Clásico y Helenístico, tal y como hoy, es definido y que en el caso del Grupo de  Laocoonte, fue relevante debido a su influencia posterior.

Pero esta postura dadaísta en un artista, que por si mismo fue capaz de producir algunas de las obras “más clásicas”, ha pasado desapercibida, y las explicaciones y teorías sobre los motivos del grabado, no parecen esclarecedoras y  la mayor parte de las veces son traídas por los pelos.

Las especulaciones que sugieren el tema, si lo mixtificamos con Darwin, el Ecologismo moderno, y por ejemplo el “Trimegisto”, daría para una tesina muy al uso sobre detalles y minucias, llenas de estructuralismo hipertrofiado y semiótica de andar por casa.

Laocoonte mono.

Boldrini según Tiziano

Xilografía, 267 x 403 mm.
Florencia, Uffizi

Anuncios

3 Respuestas a “Tiziano y Dada.

  1. Hola,Mirando y mirando he encontrado tu esopacio…yo también amo el arte.Si quieres, visita mi espacio.Aquí dejo mi dirección:Paty_Joan03@hotmail.comSALUDOS….GRACIASpatricia

  2. La obra de D. Teniers, El mono Pintor, « pertenece a su serie de escenas que recreaban otras de género muy del gusto de la época y de sus destinatarios ». Léase como una lectura escuetamente historicista, que si bien es acertada en su contexto, no explica el uso del simio como sujeto persistente de la ironía o la sátira social. ¿Alude quizás al inconsciente colectivo que surge cuando miramos a un primate a los ojos? Pero si la menciono aquí es por su correlación con el grabado de Boldrini, (una obra semejante sería el Mono Escultor). Pero sigue sin poder aclararse el motivo de Tiziano para recrear el Laocoonte, la posible persistencia o más bien, coincidencia del animal, pero no de la iconología del grabado, a la vista de la obra de Teniers y otras semejantes, debería ser estudiada detenidamente. Aceptamos sugerencias. El mono pintor. 1650,Óleo sobre tabla. 24 x 32 cm Museo del Prado. Madrid.

Comente, que algo queda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s